El camino de vuelta

Hay caminos en los que jamás desearías haber puesto un pie. Pero lo hiciste… y recorriste gran parte de su trayecto. Caminos perturbadores que te han impedido disfrutar del día a día, de ser tu mismo, de ser feliz.

No te quedes en ellos. Reemprende el viaje de vuelta, por muy difícil que te parezca. Cuando piensas en el cambio, empiezas a dar los primeros pasos hacia el viaje de vuelta. No te detengas. Quizás, el camino equivocado que tomaste pudo resultar atractivo en sus inicios, pero seguro que te acabaste dando cuenta que es momento de abandonarlo.

Encontrar el camino correcto es evolucionar. Es mostrarte delante del mundo tal y como eres. No cometas el error de permanecer en una senda equivocada por comodidad. Vuelve a encontrar tu luz, la encontrarás, por muy tenue que sea. Encuentra la verdad en tu propia vida y olvídate de encontrar una verdad universal y absoluta.

Por último, no dudes en pedir ayuda. Muchos como tú, han elegido corregir su camino. Así que escucha los consejos sabios y no te detengas. No olvides tampoco escuchar tu corazón, te dará el equilibrio necesario para reemprender tu viaje de vuelta.

Advertisements